“Un niño de tres años se quedó encerrado y solo durante siete horas en un autobús de transporte escolar sin que nadie se diera cuenta. El suceso ocurrió el jueves. El conductor dejó a los niños en el colegio Les Codinetes, en la localidad de La Nou de Gaià (Tarragonès) y aparcó en un descampado sin ver que uno de los pequeños permanecía en el interior del autobús. Los padres del crío, que no resultó herido, han puesto una denuncia ante los Mossos d’Esquadra por presunta mala praxis de los responsables del centro.” El País, 19 de Diciembre de 2009.

  Ha vuelto a pasar, otra vez un menor se ha quedado en un autobús escolar olvidado por los responsables. Mi intención no es la de ejercer juicios de valores sobre la calidad profesional de dichos cuidadores, todo lo contrario, me consta que hay excelentes personas que hacen este trabajo de forma no solo profesional si no con todo el cariño que es obligado para poder tratar con niño tan pequeños. Pero la seguridad de los niños, es un tema que requiere actuaciones eficaces, dejando de lado la crisis de turno.

Pero cuando estos sucesos ocurren de forma reiterativa, ya son tres en lo que llevamos de curso, hay que efectuar todas las investigaciones necesarias para que no vuelva a ocurrir. No podemos esperar al curso que viene, porque si en el primer trimestre de curso son tres los menores a los que les ha ocurrido un suceso, que a buen seguro tardarán tiempo en eliminar de sus mentes, es necesario empezar el nuevo trimestre con medidas eficaces, y más cuando las nuevas tecnologías ponen a nuestro servicio ayudas rápidas, fiables y económicas.

Con un simple sistema delocalización a la inversa, o lo que es lo mismo que los adultos puedan detectar cuando somos los que nos alejamos del menor, este problema estaría solucionado. Estos sistemas que funcionan por RF, son sencillos de manejar por cualquier cuidador y segurbaby, pone a disposición de Centros, Asociaciones de Padres y Madres, Empresas de Transporte Escolar  y Administraciones Públicas para poder atajar este problema de una vez por todas y que ningún pequeño tenga que pasar otra vez por esa amarga experiencia, que a buen seguro le costará olvidar al niño, a su familia y a los cuidadores y responsables del Centro.                                       

 ©      M Ángeles Miranda. Twitter @logieduca

Prohibida la reproducción total o parcial de los contenidos sin citar la fuente

 

mangeles Soy prevencionista pero solo para niños, consultora y formadora de seguridad infantil audito y evalúo hogares, centros educativos, hoteles y todos aquellos espacios donde se desarrolle un niño, certifico centros destinados a la infancia y asesoro a familias y a profesionales en prevención de accidentes infantiles. En resumen estoy infectada por el virus de la autoprotección mi objetivo es reducir la tasa de lesiones en la infancia y educar para conseguir una sociedad con más cultura preventiva: sembrar conciencias para recoger prevención es mi lema. Tengo registradas las Auditorías de Seguridad Infantil®/Evaluación de riesgo infantil®, textos e infografías por aquello de prevenir a los amigos de lo ajeno. Tengo 2 blogs para poder exponer consejos y recomendaciones pero también me dejo querer por otros blogs y a veces me entrevistan y colaboro con los medios de comunicación. Trabajo en España, México y República Dominicana, aunque sigo ampliando fronteras, como Vicepresidenta de la Asociación Nacional de Seguridad Infantil y Directora de contenidos de segurbaby.com. Participo en el Comité Técnico de Normalización AEN/CTN 172/SC4 Material, servicios y centros destinados a la infancia. He escrito un libro técnico: Seguridad en centros infantiles de 0 a 3 años, también he colaborado con la FEMP y el Ministerio del Interior en una Guía para construir y proyectar escuelas infantiles. Ahora vamos a por el segundo libro para todos los públicos sobre seguridad infantil en el hogar, más de estar por casa, donde no hablaré de seguridad en el automóvil, porque no solo de SRI vive un niño. Twitter @Logieduca