Seguridad infantil en Ludotecas

Las ludotecas son espacios infantiles que en su mayoría carecen de normativa. Los requisitos de seguridad no difieren de la seguridad escolar, para aprender jugando

La gestión del mantenimiento: clave para la seguridad escolar

Antipilladedos para puertas, Guarderías: Entornos seguros para los niños, Prevención de riesgos infantiles, Seguridad escolar, Seguridad infantil en Ludotecas

La gestión del mantenimiento: clave para la seguridad escolar

Las instalaciones y el equipamiento destinado a la infancia suelen cumplir una serie de estándares normativos de calidad y seguridad ofreciendo a los pequeños espacios donde la educación y el juego se desarrollen sin riesgos y puedan realizarse las actividades de forma adecuada.
Esas mismas actividades y los pequeños usuarios que las disfrutan producen el desgate de nuestro equipamiento y de las instalaciones que lo albergan, el deterioro es uno de los principales factores de riesgo de accidentes escolares tanto a grandes como a pequeños: aquellos equipamientos que cumpliendo todos los requisitos de seguridad en origen se convierten con el uso y desgaste en elementos de riesgo de lesión.

seguridad escolar

La gestión del mantenimiento escolar es clave para evitar accidentes infantiles

La gestión del mantenimiento debe ser eficaz en todos los sentidos, muchas veces hablando con los responsables del mantenimiento de estos centros me doy cuenta de que esta gestión pasa por realizar actuaciones periódicas de higiene y estética sin tener en cuenta que es prioritario actuar en función del nivel de riesgo detectado, por eso es de vital importancia el asesoramiento por parte de profesionales y la externalización a entidades acreditadas.

Son los meses estivales los que los centros destinan al mantenimiento del centro, cuando los alumnos disfrutan de las vacaciones. Un plan de mantenimiento que se programa durante todo el curso escolar y que debe establecerse bajo los criterios preventivos y paliativos, en función de la prioridad del defecto que presente el equipamiento, el mobiliario o la instalación, así como las situaciones de riesgo y las conductas derivadas.
Los criterios preventivos se generan a través de una Auditoría de Seguridad Infantil®, de esta forma la gestión del mantenimiento se establece de forma precisa en las necesidades más prioritarias, optimizando los recursos destinados a la conservación del centro educativo
Los criterios paliativos son aquellos urgentes que no pueden demorarse en el tiempo debido a los riesgos implícitos que conllevan, por lo que la solución debe ser prioritaria para cubrir ese defecto de seguridad.
Además de las actuaciones establecidas a partir de la Evaluación de riesgos infantiles® y de las situaciones de urgencia observadas, se debe cumplir la legislación vigente en cuanto a las instalaciones en los términos previstos en ella, así como un control documental y registro de todas las actuaciones, revisiones que exponemos a continuación de forma resumida y que , como las Auditorías de seguridad infantil®, deben ser llevadas a cabo por personal cualificado y acreditado.

gestión del mantenimiento de los centros escolares

Infografía: Gestión del mantenimiento de los centros escolares

  • Edificio- Inspección Técnica de Edificio (ITE). La normativa viene determinada por el cumplimiento de requisitos mínimos para la adecuación de los inmuebles a las condiciones legalmente exigibles de seguridad, salubridad, accesibilidad y ornato.
  • Instalaciones generales y los dispositivos propios de cada una de ellas: instalaciones térmicas (calefacción y ventilación), instalación eléctrica, instalación de gas, instalaciones sanitarias (agua fría y caliente), ascensores y montacargas, instalaciones frigoríficas, alarmas y sistemas de protección, etc.
  • Medidas de protección contra incendios: extintores, detectores, bocas de incendio equipadas (BIE). Todos estos elementos, además de pasar por las revisiones estipuladas por la normativa correspondiente, deben situarse siempre por encima de la zona de seguridad (1,20 m), estableciéndose que la parte superior del extintor debe estar ubicada como máximo a 1,70 m de altura desde el suelo.
  • La desinfección, desinsectación y desratización debe realizarse por personal cualificado y con productos autorizados para centros destinados a la infancia. Todos los productos químicos y tóxicos que se utilicen en el centro deben estar debidamente etiquetados, el fabricante o distribuidos de dichos productos debe adjuntar una ficha técnica con los datos de seguridad donde debe constar: la composición, los riesgos en caso de contacto, inhalación o ingestión y las actuaciones de auxilio a realizar en caso necesario. IMPORTANTE: No creo que sea necesario decirlo, pero como ha ocurrido en demasiadas ocasiones: NUNCA DEJAR ESTOS PRODUCTOS AL ALCANCE DE LOS NIÑOS!
  • Botiquín: debe someterse a revisión periódica de forma que se repongan los productos agotados y los caducados que deberán desecharse sin reparos.
  • Auditoría de Seguridad Infantil®: incluye todos los conceptos preventivos de forma integrada, consiguiendo optimizar la gestión del mantenimiento y los recursos destinados para ello. Una Auditoría de Seguridad Infantil® no puede ser confundida con el debido cumplimiento de la Ley de Prevención de Riesgos Laborales. Se enfoca en la seguridad de los pequeños teniendo en cuenta sus características y necesidades, así como las actividades realizadas en cada uno de los espacios. En España es la Asociación Nacional de Seguridad Infantil la única entidad que acredita a los profesionales que pueden realizar este servicio básico.

Para más información no dejéis de visitar la página de la ASOCIACIÓN NACIONAL DE SEGURIDAD INFANTIL´donde la prevención escolar tiene premio! Descargar infografía

© M Ángeles Miranda. Auditora de Seguridad Infantil®. TWITTER. @Logieduca

Permitida la reproducción total o parcial siempre citando la fuente

Leer Más

Escuelas infantiles ¿Cómo proteger a los menores de extraños o de personas no autorizadas?

Emergencias infantiles, Guarderías: Entornos seguros para los niños, Prevención de riesgos infantiles, Seguridad escolar, Seguridad infantil en Ludotecas

Una escuela infantil tiene ciertas particularidades que la diferencia de otras etapas educativas, particularidades que vienen definidas por las características del colectivo y por qué son centros que más allá de cumplir con un proyecto educativo, (y así se refleja en los diferentes decretos que las regulan) tienen además una función de conciliación para las familias, adaptando los horarios a las necesidades laborales de las mismas.
Respecto a las particularidades del colectivo, los niños de 0 a 3 años son, dada la inmadurez de su sistema inmunológico, propensos a padecer enfermedades repentinas. Enfermedades que traen consecuentemente recogidas y llegadas del menor fuera del horario lectivo establecido, así como por personas a las que las familias deben recurrir en momentos determinados para no abandonar su puesto de trabajo.
Por otro lado el primer ciclo de educación infantil, también tiene un carácter asistencial que implica un contacto más directo entre el profesional y la familia del niño, motivo por el que el espacio donde los pequeños se separan de sus padres y donde se recogen es en el mismo aula.
Y así es una escuela infantil o centro destinado a la primera infancia, un entorno especial de centro abierto, donde el contacto directo y continuo entre el personal del centro y de las familias es ideal para cubrir las necesidades del niño: educativas, de desarrollo y afectivas. Y por supuesto también el de las familias, ofreciendo esa tranquilidad que requieren de saber que sus pequeños se encuentran acogidos por profesionales, además de establecer relaciones sociales con otras familias donde el encuentro en común son sus hijos.
Pero lamentablemente, esta es la sociedad que tenemos, en la escuela infantil también hay que proteger a los menores ante extraños o personas no autorizadas, a través de protocolos de actuación muy rigurosos sin detrimento del clima de confianza y normalidad.
Dichos protocolos de actuación deben incluir los siguientes aspectos:

  • Notificación firmada por la persona responsable de la tutela del niño de la relación de personas autorizadas para la recogida del menor: solo estas personas podrán acceder al interior del centro
  • Acuerdo de horario establecido entre el centro y la familia: un horario que se debe intentar cumplir, excepto por aquellos motivos de fuerza mayor.
  • Registro de las personas ajenas que acceden al centro (personal de servicios, mantenimiento, visitas, etc.) y del motivo del acceso.
  • Persona responsable de la apertura de la puerta, evitando que el resto de niños se queden solos

Todos estos requisitos se pueden apoyar con equipamiento tecnológico que además ofrece la ventaja de una optimización de la gestión y cumplimiento de los protocolos: sistemas de vigilancia y monitorización IP; control de acceso biométrico; lectores de códigos de tarjeta, accesos por clave, etc.
Pero ni toda la tecnología, ni con el protocolo de actuación mejor elaborado, conseguiremos nuestro objetivo, si no existe la colaboración necesaria entre familias y escuela: TODOS somos responsables de la seguridad de los niños

  • Profesionales formados y concienciados en seguridad y prevención
  • Familias que respeten los requisitos de seguridad establecidos en el centro por el bien de su hijo y de todos sus compañeros.
segurbaby.com seguridad escolar

Infografía: control de accesos en guarderías y escuelas infantiles

©M Ángeles Miranda- Certificadora/Auditora de Seguridad Infantil®. Permitida la reproducción total o parcial citando la fuente
segurbaby.com Directora de contenidos

Asociación Nacional de Seguridad Infantil- Vicepresidenta

Leer Más

Decálogo de seguridad: mobiliario y equipamiento escolar

Guarderías: Entornos seguros para los niños, Seguridad escolar, Seguridad infantil en el hogar, Seguridad infantil en Ludotecas

La seguridad del mobiliario y del equipamiento escolar es un requisito imprescindible además de la funcionalidad y de la ergonomía del mismo.
Todos los elementos que constituyen el equipamiento del centro y que sean de uso infantil deben cumplir con los siguientes requisitos comunes:
Funcionales: destinados al desarrollo de las actividades lúdicas, educativos o asistenciales para las que han sido diseñados
Adaptados: a las destrezas y habilidades de los usuarios y a las medias antropométricas de los niños
Seguros: cumpliendo con la normativa vigente que los habilita como aptos para uso infantil
Resistentes. Al uso y al desgaste, de fácil mantenimiento y perdurables en el tiempo

mobiliario y equipamiento escolar

Infografía requisitos de seguridad mobiliario y equipamiento escolar

A partir de estas premisas establecemos el siguiente decálogo de seguridad en mobiliario y equipamiento escolar:

  1. Estabilidad: teniendo en cuenta que pueden existir desniveles e irregularidad en las superficies, el mobiliario debería disponer de patas estabilizadoras regulables para salvar estos defectos. Las patas además, ayudan a salvaguardar los muebles y favorecer su durabilidad y mantenimiento, además de fomentar la higiene de los espacios.
  2. Resistencia: El mobiliario auxiliar que no ofrezca una resistencia estructural debido a su ligereza debe contar con anclajes reversibles a la pared para evitar que pueda caer encima.
  3. Todas las puertas del mobiliario deben contar con protección antiatrapamiento de dedos.
  4. Los herrajes deben quedar ocultos de la manipulación infantil.
  5. La superficie debe ser no porosa, facilitando la limpieza y desinfección; en el caso de ser fabricado en madera ha de contar con la característica de inastillable, por lo que se recomienda la madera de haya.
  6. Las partes móviles del mobiliario, que sean accesibles durante un uso normal deben mantener, cuando estén en movimiento una distancia de seguridad de menos de 0,8 o a partir de 2,5 cm, para evitar atrapamientos de dedos o pies.
  7. Los acabados deben contar con bordes romos y sin salientes traumatizantes, en el caso de incumplirse este requisitos se deben incorporar protecciones anti-traumatismos.
  8. Los barnices y pinturas empleados en los acabados del mobiliario deberán ser atóxicos. Para ello se recomiendan los barnices al agua, evitando siempre los de poliuretano por la toxicidad que experimenta al entrar en contacto con la boca del niño.
  9. Las sillas y las mesas se establecerán en los espacios en función de las tallas acordes a los niños que acoge.
  10. El mobiliario que disponga de ruedas ha de contar con freno accionable por pedal, en todas ellas, impidiendo que éstas giren una vez bloqueadas.

equipamiento y mobiliario escolar

© M Ángeles Miranda. Twitter @logieduca

www.segurbaby.com

Leer Más

La vuelta al cole

Guarderías: Entornos seguros para los niños, Seguridad escolar, Seguridad infantil en Ludotecas

Ya tenemos aquí un nuevo curso, ilusión, preparativos, novedades…los que ya tenemos una edad tenemos un maravilloso recuerdo de aquellos días, y ahora como madres y padres vivimos esta etapa con la magia de ver reflejado en los ojos de nuestros hijos parecidas ilusiones y como no recelos.
Buscando entre expertos hemos encontrado este fantástico post de KidsHealt y que reproducimos con el objetivo de conseguir más ilusiones que miedos en la Vuelta al cole.
Os deseamos un gran curso 2014-15 a pequeños y a mayores, y muy especialmente a esos maravillosos profesionales de la educación que tan buenos recuerdos nos traen a los mayores y que así lo vemos reflejado en los ojos de nuestros hijos: a todos ellos GRACIAS!

La vuelta al cole por (KidsHealth) VUELTA AL COLE

Independientemente de que hayan tenido un verano repleto de actividades o lleno de quejas sobre lo aburridos que estaban por no tener nada que hacer, los niños lo suelen pasar mal cuando les toca volver a ir al colegio.
Luchar contra los nervios del primer día
Como en cualquier situación nueva o potencialmente inquietante, como empezar a ir al colegio por primera vez, iniciar un nuevo ciclo educativo o cambiar de colegio, dele a su hijo tiempo de adaptación. Recuérdele que todo el mundo está un poco nervioso el primer día de clase y que en muy poco tiempo el hecho de ir al colegio se convertirá en una rutina cotidiana.
Enfatice las cosas positivas de volver al colegio, como ver a viejos amigos, conocer a nuevos compañeros de curso, llevar material escolar para estrenar, participar en deportes u otras actividades y enseñar a los demás nuevas prendas de vestir (o nuevos accesorios, en el caso de que su hijo lleve uniforme).
Es importante que hable con su hijo sobre lo que le preocupa y que le transmita seguridad: ¿Teme no hacer nuevos amigos o no llevarse bien con los profesores? ¿Le estresa el hecho de pensar que tendrá que hacer trabajos y deberes escolares? ¿Le preocupan las burlas que recibió el año pasado?

segurbaby vuelta al cole equipamiento y mobiliario escolar
Considere la posibilidad de adaptar su propio horario para hacerle a su hijo la transición algo más llevadera. Es sumamente beneficioso que los padres estén en casa cuando el hijo concluya la jornada escolar durante la primera semana de clase. Pero muchos padres y madres que trabajan fuera de casa no disponen de esa flexibilidad. Entonces, debería intentar reorganizarse el horario del final de la tarde para poder estar con su hijo el tiempo que él necesite, sobre todo durante los primeros días.
Si su hijo va a cambiar de colegio, póngase en contacto con el colegio antes del primer día para organizar una visita. Pregunte si podrían facilitar a su hijo un alumno o compañero para que lo guíe y si podrían ponerles en contacto con otros padres cuyos hijos se encuentran en la misma situación que el suyo. Esta forma de proceder ayuda, tanto a los padres como a los hijos, a adaptarse a la nueva gente y al nuevo entorno escolar. Algunos colegios facilitan planos del centro a los niños para que los utilicen hasta que se familiaricen con las instalaciones.
Para contribuir a aliviar los nervios de la vuelta al colegio, pruebe establecer una rutina a la hora de acostarse que sea coherente con el horario escolar unas pocas semanas antes de que empiecen las clases.
Asimismo, asegúrese de que su hijo:

  • Duerma lo suficiente (establezca un período de sueño razonable para que su hijo esté descansado y listo para aprender por la mañana).
  • Tome un desayuno saludable (los niños están más alerta y rinden más en el colegio si toman un buen desayuno cada día).
  • Anote la información necesaria para ayudarlos a recordar detalles como la combinación de su casilla (en caso de que utilice una), a qué hora empiezan y acaban las clases y el receso para la comida, los números de su aula de referencia y de otras aulas a las que se deba dirigir, los nombres de sus profesores y/o de los conductores del autobús del centro, etc.
  • Utilize un calendario de pared o un organizador personal de actividades para anotar las fechas de entrega de los trabajos escolares, los exámenes, las actividades extraacadémicas, los ensayos, etc.
  • Organice y prepare cada noche lo que va a necesitar al día siguiente (los deberes y libros dentro de la mochila, que dejará junto a la puerta, y la ropa que vaya a llevar deberá colgarla en una silla de su dormitorio).

Aunque es normal estar nervioso ante cualquier situación nueva, un número reducido de niños desarrollan síntomas físicos de ansiedad, como dolor de cabeza o de estómago, al empezar a ir al colegio. Si le preocupa que la reacción de su hijo vaya más allá de los nervios normales de la vuelta al colegio, hable con el pediatra, el profesor o el orientador escolar de su hijo.

segurbaby mobiliario y equipamiento escolar vuelta al cole

Segurbaby: Vuelta al cole, novedades en equipamiento y mobiliario escolar, con total seguridad

 Post: Kidshealt

Leer Más

Requisitos de seguridad para puertas de centros infantiles

Guarderías: Entornos seguros para los niños, Seguridad escolar, Seguridad infantil en Ludotecas

Debido a la naturaleza exploratoria del niño que investiga y observa las acciones, para descubrir la causa/ efecto del cierre de las puertas, además de su curiosidad innata y el juego como principal aprendizaje para investigar su entorno e introducir sus pequeños dedos en aquellos espacios pequeños, hace que el 75 % de los accidentes en la mano de los niños se produzcan por aplastamientos y atrapamientos con las puertas, una lesión que puede causar desde un hematoma hasta una amputación completa del pulpejo del dedo, accidentes que pueden evitarse aplicando los siguientes consejos preventivos.
A continuación expongo los requisitos de seguridad para las puertas de centros infantiles, argumentando las acciones preventivas en cada caso.
Los objetivos comunes a alcanzar son en todos los casos, evitar:

  • La accesibilidad a la apertura y la salida autónoma por parte de los menores sin la supervisión de un adulto.
  • Lesiones por atrapamiento de extremidades y por golpes o choques involuntarios al confundir los vidrios con espacios abiertos.
  • Heridas y cortes derivadas de la rotura de vidrios.
  • El difícil acceso por parte del adulto obstaculizando la evacuación en caso de emergencia.

PUERTAS INTERIORES 

antipilladedos

Requisitos de seguridad para puertas interiores

  • Antipilladedos en los dos ángulos de las bisagras (interior y exterior de la puerta) cubriendo una altura mínima de 1,20 m desde el suelo. seguridad infantil en puertas interiores
  • Antiatrapamiento lateral (zona de apertura y cierre de la puerta) a 1,20 m de altura desde el suelo.
  • Manillas situadas a un mínimo de 1,40 m de altura desde el suelo, con este requisito se consigue la inaccesibilidad infantil a la manipulación del sistema de apertura y determina la medida para realizar el rebaje que permita la instalación del antiatrapamiento lateral de la puerta a 1,20 m de altura.
  • Cristales de visualización de personas para que antes de realizar la apertura el adulto se asegure de que no haya ningún niño situado en la superficie de barrido y le golpee al abrirla. Recomendados a una altura de 0,50 m y otro a 1,50 m.
  • Si la puerta estuviera fabricada en su mayoría de vidrio, éstos han de contar de señalización visualmente contrastada, evitando que se puedan confundir con espacios abiertos. Esta señalización ha de incluir el campo visual de los niños, por ello se realizará a una altura inferior comprendida entre 0,85 y 1,10 m y a una altura superior comprendida entre 1,5 y 1,7 m. Norma de referencia: CTE-DB-SUA (Seguridad frente al riesgo de impacto o de atrapamiento).
  • Todos los vidrios han de ser de seguridad (laminados o templados) o bien contar con mecanismos de seguridad infantil que en caso de rotura de los cristales no supongan un riesgo de corte para los niños: Láminas adhesivas de protección de vidrios: convierten un vidrio normal en uno de seguridad, evitando que se astillen en caso de rotura.

PUERTAS CORREDERAS 

antipilladedos

Riesgo de atrapamiento en puertas correderas

 

  • Sistemas de bloqueo que impidan la apertura o cierre de la puerta por parte del niño, permitiendo el fácil desbloqueo por parte del adulto.
  • El hueco o espacio comprendido entre la puerta y la zona interior del tabique ha de superar los 3 mm, para evitar el atrapamiento de la mano mientras se abre o cierra la puerta.
  • Las guías por donde se deslizan las hojas no han de suponer en ningún caso discontinuidad del pavimento que provoque tropiezos a niños y adultos.
  • Si disponen de vidrios, éstos han de cumplir los mismos requisitos de seguridad descritos en puertas interiores.

PUERTAS EXTERIORES
El aluminio es el material más utilizado para la fabricación de puertas exteriores, a la durabilidad y resistencia a la intemperie como características favorables, añade las características de cortante en los laterales y de traumatizante (esquinas y cantos) como defectos para estas instalaciones.
Los requisitos de seguridad para las puertas que dan al exterior son los mismos que los descritos en las puertas interiores, añadiendo el sistema de antiatrapamiento lateral (zona de apertura y cierre) a 1,20 m de altura desde el suelo, distinto de las puertas interiores por sus características propias.

antipilladedos puertas escuelas infantiles

Infografía seguridad infantil en puertas

Del libro Seguridad en Centros Infantiles de 0 a 3 años, AENOR ediciones. Descarga parte aquí

 © M Ángeles Miranda, creadora de las Auditorias de seguridad infantil (Registro de la Propiedad Intelectual)

 Twitter @logieduca

Prohibida la reproducción total o parcial de los contenidos sin citar la fuente

Leer Más

Decálogo de seguridad para un Juego Seguro

Juego seguro y actividades deportivas, Seguridad infantil en Ludotecas

En estas fechas son numerosos, y necesarios, los artículos que hacen referencia la necesidad de adquirir juguetes que otorguen creatividad y desarrollo para conseguir el objetivo de crecimiento y aprendizaje de los más pequeños.
En este caso nos centramos en la seguridad que deben ofrecer los espacios donde tienen lugar los juegos, y es que basándonos en una de las definiciones de juego infantil en el que se compara con el trabajo de los niños, podemos reflexionar sobre la similitud de los requisitos que un puesto de trabajo debe ofrecer para poder desarrollarlo:

  • Si para desempeñar un trabajo concreto se necesitan unas herramientas adecuadas, en el caso del juego esa herramienta es el juguete que se debe adaptar a las habilidades y destrezas del niño.
  • Si el puesto de trabajo debe cumplir unos requisitos de seguridad en función de la tarea desarrollada, el espacio donde se realice el juego debe adecuarse al mismo y a las características del desarrollo evolutivo del menor
  • Si en un espacio común se desempeñan dos actividades laborales distintas, no se deben molestar ni interceder entre ellas si este hecho conlleva un riesgo implícito, de la misma forma las áreas de juego deben delimitarse en función de los juegos y de los menores a los que van dirigidos.

A partir de estas similitudes, podemos ofrecer el decálogo para adecuar los espacios a las necesidades de los niños y del juego, de forma que éste se desarrolle en busca de los objetivos marcados:

Juego seguro

Juego seguro

  1. Partiendo de la base de que los hogares se diseñan, planifican y organizan por los adultos bajo unos cánones de estética y limpieza que de poco sirven cuando un pequeño entra en nuestras vidas ya que para ellos cualquier objeto se convierte en un juguete con el que improvisar y crear nuevos juegos con el que crecer, por eso se deben eliminar aquellos objetos a su alcance que sean susceptibles de producir riesgos al niño.
  2. Mantener a distancia aquellos juguetes que no van destinados a menores de 36 meses, esta medida toma especial relevancia cuando juegan en el mismo espacio niños de diferentes edades, por lo que se deben establecer rutinas donde compartir juegos y juguetes de forma conjunta no suponga ningún riesgo.
  3. Los bebés con escasas habilidades motrices deben realizar el juego en espacios acotados disponiendo de sus juguetes en zonas controladas.
  4. De forma general las superficies donde se realice el juego deben ser continuas y antideslizantes (evitar el uso de abrillantadores y ceras), libre de desniveles insalvables en función del desarrollo motriz del niño y del juego (especial atención a los correpasillos, andadores, etc., a la hora de circular próximos a escaleras y bordillos). Asimismo la estrecha relación de los niños con el suelo obliga a que este sea cálido y confortable, además, según el juego y el control motriz también debería ser ligeramente blando.
  5. Las paredes y el equipamiento (mobiliario, puertas, ventanas, decoración, etc.) se debe proteger dentro de lo que denominamos zona de seguridad (1,20 m de altura), ofreciendo al niño la seguridad necesaria para minimizar las consecuencias derivadas por caídas, choques, escalada y sobre todo por los juegos improvisados con otras herramientas que no sean los juguetes, evitando siempre la cultura del NO (no toques, no cojas), favoreciendo el desarrollo natural en espacios preparados y exentos de riesgos.
  6. Las zonas de juego y tránsito deben estar bien iluminadas y libres de obstáculos, por ello la organización de los juguetes y enseñar a los niños a recogerlos una vez terminado el juego, es importante para evitar caídas y tropiezos.
  7. El juguete en sí, puede necesitar de complementos para otorgar la seguridad necesaria en el momento de desarrollo, por ejemplo un patinete es un juego que estimula el desarrollo de habilidades motrices, pero precisa de casco y protecciones para conseguir el objetivo de forma segura.
  8. Si los juegos se realizan en espacios al aire libre, se deben inspeccionar los elementos previamente a la realización del mismo. Los parques infantiles suelen estar bastante controlados en este sentido, aún así la higiene de los suelos y los desperfectos por vandalismo y el uso de desgaste de los mismos pueden hacer que no cumplan los requisitos de seguridad.
  9. Cuando el juego se desarrolle en casa de familiares, amigos o conocidos, no exime a los responsables del menor de adecuar los espacios y los juguetes que va a utilizar el pequeño huésped.
  10. Asimismo los espacios destinados al ocio infantil deben cumplir una normativa de seguridad muy estricta, además de asegurarnos de que así sea, debemos respetar las instrucciones de los responsables sobre las instalaciones que puede disfrutar nuestro hijo según su edad.
decalogo de entornos de juego seguroi segurbaby.com

Decálogo de entornos de juego seguro

©      M Ángeles Miranda. Twitter @logieduca

Prohibida la reproducción total o parcial de los contenidos sin citar la fuente

Leer Más