Juego seguro y actividades deportivas

Prevención de accidentes infantiles durante el juego y las actividades deportivas. Juego seguro, juguetes seguros y deporte infantil seguro

Regala seguridad infantil, regala na VIDA d!!

Juego seguro y actividades deportivas, Prevención de riesgos infantiles, Seguridad infantil en el hogar

Regala seguridad infantil, regala na VIDA d!!

Seguridad infantil es NA-VIDA-D

Las fiestas de NAVIDAD tienen un público muy especial: los niños! Y es que si hay alguien que realmente vive la magia y la ilusión de estos días son aquellos que mantienen la inocencia que tanto admiramos en los más pequeños.
Desde segurbaby.com lanzamos la campaña “regala seguridad infantil, regala na-VIDA-d”, porque la navidad son fechas para vivirlas, para disfrutarlas, para los reencuentros, para muchas novedades: juegos, juguetes, actividades, habilidades…para lucir el niño interior que todos llevamos dentro!!
Sabéis que siempre apostamos por la prevención: la única vacuna eficaz para prevenir accidentes! Sin prevención ocurren accidentes en mayor o menor medida, y si es navidad toda la magia, la ilusión, la inocencia que tanto preservamos…desaparece, se evapora.
Nuestra apuesta de este año es ofreceros una selección de productos para toda la familia:

segurbaby regalos de seguridad infantil en navidad

Keep calm y regala na VIDA d!!

  • Por ejemplo un detector es un regalo para toda la familia: fácil de instalar, sencillo de programar, económico y…SALVA VIDAS! Que mejor momento que la NAVIDAD para proteger nuestro tesoro más preciado, nuestra familia!
  • Para los más peques de la casa, esos bebés que van a vivir su primera NAVIDAD, os proponemos parques de juego para que disfruten de un espacio con total seguridad acompañados de unas maravillosas alfombras de juegos certificadas, que no solo aportan la calidez y comodidad que requiere nuestro pequeño, además decoran nuestro hogar.
  • Aportar seguridad a nuestro hogar no está reñido con la estética, nuestra selección de barreras de seguridad para puertas y escaleras, protecciones acolchadas y dispositivos específicos de seguridad infantil para casa con el que conseguir el tan deseado Home Sweet Home!! 
  • Para los que se estrenan en el “Ya soy mayor” porque van a pasar de la cuna a la cama en breve, os proponemos divertidas y bonitas barreras de seguridad para la cama que os permitirán un cambio perfecto, adaptables al hogar y a gusto de Papá Noel y los Reyes Magos.
  • Jugar, jugar, jugar!! Bonitos juguetes de madera con todas las garantías de seguridad para jugar a ser mayor: desde una casita, un supermercado, una cocina por módulos…no hay adulto pequeño que se resista.
  • La NAVIDAD además es época de viajar, descubrir nuevos sitios, disfrutar de nuevas actividades, visitar mercadillos, centros comerciales…grandes espacios llenos de luces y adornos que hacen las delicias de toda la familia, de todas las familias! Para evitar ese mal trago de “¿Dónde está el niño?” tenéis sistemas de localización de menores que se adaptan a la edad de vuestro pequeño.

Y por último recordar que los abuelos están deseando revivir esa navidad con niños pequeños, no descuidemos la seguridad en los otros hogares familiares!!
Os deseamos la mejor NAVIDAD de vuestra VIDA. Esperamos que os guste esta selección de seguridad infantil, de NA VIDA D!!!

Descarga el catálogo y comparte NAVIDAD

seguridad infantil segurbaby.com en navidad

Catálogo de seguridad infantil en na VIDA d

Leer Más

Los 20 errores más frecuentes en la compra de juguetes

Juego seguro y actividades deportivas

Una vez descubiertas las Claves para descifrar el Juguete Seguro y los requisitos de seguridad que precisan los entornos de juego, os traemos este post donde podemos encontrar los 20 errores más frecuentes en que caemos los adultos al realizar la compra de juguetes, una guía realizada por AIJU (Instituto Tecnológico del Juguete) que a buen seguro nos servirá para ayudar a los Reyes Magos a no cometerlos, y es que cuando se trata de encontrar los mejores juguetes para nuestros pequeños toda ayuda es poca!

  1. No mirar bien el envase y el etiquetado. Siempre hay que buscar las indicaciones proporcionadas junto a los productos, ya que pueden incluir advertencias relacionadas con la seguridad, contenido o condiciones de uso del producto que podrían influir en nuestra decisión de compra.
  2. No dar importancia a las indicaciones de seguridad. Si hacemos caso omiso a las mismas podemos poner en peligro la seguridad de los niños. Siempre es necesario tomarlas en consideración y sobre todo si el juguete es para un menor de 3 años.
  3. Regalar juguetes no apropiados para la edad del destinatario. Los juguetes deben responder a las necesidades del crecimiento. No deben ser demasiado complicados ni demasiado simples. Es muy frecuente que regalemos a los niños juguetes apropiados para más edad de la que tienen, lo que evita que disfruten con ellos y puedan aprovechar sus aportaciones. No anticipemos experiencias de juego; cada cosa a su tiempo. Las recomendaciones de edad de los envases nos pueden ayudar a decidir, aunque, ¡cuidado!, no siempre están bien puestas.
  4. Regalar juguetes diferentes en función del sexo. Niños y niñas tienen las mismas necesidades y el mismo derecho a disfrutar de todo tupo de juegos. No hay juguetes de niños y juguetes de niñas. El juego es libre y espontaneo y así debemos entenderlo los adultos.
  5. Regalar juguetes que transmitan valores no deseados. Algunos juguetes tienen connotaciones sexistas, racistas, violentas, etc. Evitándolos contribuiremos a que los niños no vean con naturalidad estos temas tan contrarios a los principios sociales y educativos que nos esforzamos por transmitirles
  6. Elegir juguetes que no permitan protagonismo al niño. Los juguetes deben ser estimulantes y permitir una actitud activa al niño que juega, no relegarlos a meros espectadores.
  7. Elegir juguetes instructivos pero no divertidos. Los juguetes son un buen recurso para aprender, pero además deben divertir e interesar a los niños. Si no son divertidos, no son buenos juguetes y hay muchos en el mercado que cumplen ambos requisitos.
  8. Regalar demasiados juguetes. Hay que regalar juguetes suficientes pero no excesivos. No les ayudaremos comprándoles todo lo que piden sino justo lo que necesitan. La excesiva cantidad de juguetes, provoca actitudes de capricho, aburrimiento o menosprecio por los mismos, y, a menudo, genera también desorden y falta de interés por conservarlos.
  9. Dejarse llevar por la publicidad. Los niños deben aprender que publicidad y calidad no tienen por qué ir asociadas, y que en publicidad no siempre las cosas son como parecen. Los padres también debemos ser críticos con ella y usarla para informarnos, pero buscando también otros recursos.
  10. Regalar juguetes solo en épocas concretas. Los niños no solo necesitan jugar en Navidad o por su cumpleaños. Es importante repartir regalos de juguetes a lo largo de año, así mantendremos la ilusión y el interés por ellos.
  11. Dejar de regalar juguetes a niños mayores. El juego es necesario para el desarrollo y hemos de facilitarlo en todas las etapas de la niñez, no sólo al principio.
  12. No pensar en juguetes cuando tenemos que hacer un regalo a un adulto. El disfrute que genera el juego es, por sí mismo, suficiente para mejorar la validad de vida en las personas de todas a las edades, además ejercita habilidades, afianza, aprendizajes,…
  13. Comprar juguetes a precios sorprendentemente baratos. Calidad no significa precios caros, pero hay que desconfiar de productos con importes muy baratos, ya que es más probable que tengan problemas de seguridad, duración, manejabilidad, etc.
  14. Adquirir juguetes en establecimientos no especializados. Es importante asesorarse y comprar en comercios responsables, ya que pueden informarte mejor y atender adecuadamente posibles reclamaciones.
  15. Elegir juguetes caros pensando que son mejores. No siempre los productos más sofisticados o más complejos son los más enriquecedores para los niños.
  16. No tener en cuenta las peticiones de los niños o cumplirlas a pies juntillas. Es importante escuchar a los niños y tener en cuenta sus peticiones, pero hay que saber que, a veces. Están excesivamente influidos por los recursos publicitarios y solicitan juguetes no apropiados para ellos. Hay que escucharles y respetar sus deseos, pero dialogar con ellos y mostrarles otras alternativas puede ser muy útil para elegir de forma adecuada.
  17. Regalar siempre juguetes similares. Aunque sepamos que a un niño le gusta mucho determinado tipo de juguete, hay que procurar regalarle productos variados, ya que es importante que disfrute de experiencias diversas de juego que estimulen su desarrollo desde diferentes puntos de vista.
  18. Comprar sin saber lo que compramos. Sobre todo al elegir videojuegos u otros juegos complejos o sofisticados a veces ignoramos las temáticas, contenidos o forma de juego que proponen. Es importante que sepamos lo que compramos porque hay productos con temáticas o propuestas lúdicas conflictivas o inadecuadas para la infancia.
  19. Decidir en base a nuestros gustos. Con frecuencia elegimos lo que a nosotros nos gusta o nos gustaba cuando éramos pequeños, pero hemos de saber que los tiempos han cambiado y que quizá nuestros gustos y los de los niños de ahora no sean los mismos
  20. Comprar impulsivamente y sin informarnos. Antes de decidir la compara es importante pensar cual será más adecuado en cada caso, decidir sin una reflexión previa incrementa considerablemente las probabilidades de equivocarse.
Seguridad infantil en los juguetes

Infografía 20 errores más frecuentes en la compra de juguetes

Leer Más

Salidas y excursiones escolares

Juego seguro y actividades deportivas, Seguridad escolar, Seguridad infantil transporte escolar

Las salidas y excursiones son enormes fuentes de aprendizaje para el colectivo infantil, estas deben incorporar la cultura preventiva y los aspectos necesarios que ofrezca a los menores la seguridad física y emocional que precisan. seguridad infantil en las excursiones escolares
El aprendizaje para desenvolverse en un entorno desconocido y la poca o nula percepción del riesgo que caracteriza al colectivo se resuelven con la experiencia, por lo que los adultos deben incluir la anticipación y la previsión además del modelo educativo de conducta sobre el que los niños fijaran su ejemplo.
Estas recomendaciones de seguridad son aplicables al colectivo infantil en general y a la primera etapa (hasta los 6 años) en particular, a medida que el desarrollo cognitivo y motriz así como la experiencia y la educación recibida en cultura preventiva vayan afianzándose en el niño se podrán sustituir algunos conceptos de protección, ya que los parámetros anteriores ejercerán la función deseada.
Antes de la salida

  • Análisis del recorrido: establecer las vías de acceso óptimas y que mejor cumplan con los requisitos de seguridad que más se adapten al desarrollo evolutivo del grupo, teniendo en cuenta factores como el ruido y la inmadurez de sus sistema auditivo, la visibilidad limitada, percepción distorsionada de movimiento/velocidad, etc.
  • Identificar aquellos espacios adecuados para cada actividad programada durante la salida, evaluando los posibles riesgos de cada entorno y de la propia actividad (incluidos los materiales y la propia instalación), consiguiendo una optimización sobre el control de los niños.
  • Procedimiento en caso de emergencia: si es un espacio cerrado, identificar las vías de evacuación, salidas de emergencia, zonas de seguridad, etc., en espacios abiertos aquellos recorridos para llegar a las zonas seguras en caso necesario.
  • Información a las familias: sobre el tipo de actividad, necesidades de vestuario y protección, autorizaciones (al desarrollo de la visita y de las actividades, a administrar medicación en caso necesario, etc.), así mismo recoger información adicional sobre el niño que pudiera tener relevancia a la hora de efectuar la salida en general o algunas actividades en particular.
  • En función del recorrido y las actividades programadas se debe valorar el aumento de adultos por niño, el control no debe tener fisuras en general ni en momentos puntuales.
  • Definir las responsabilidades de cada adultos, evitando delegar en otros y que surjan incompatibilidades que deriven en la no vigilancia y supervisión de cualquier aspecto relacionado con la salida.
  • Prever las posibles inclemencias meteorológicas que supongan un riesgo para la circulación, el traslado peatonal y el desarrollo de las actividades al aire libre, anulando la salida si se valoran riesgos implícitos.
  • Si se precisa de transporte escolar para el traslado, este debe incorporar además de todos los elementos establecidos según legislación vigente, dispositivos de retención adecuados a los menores y a los autobuses.
Por sus características, los menores necesitan ser vistos

Por sus características, los menores necesitan ser vistos

Durante la salida
Recorrido por la vía pública:
Medidas de seguridad y control

  • Chalecos reflectantes: se tiende a pensar que la utilización de estos elementos por parte de los adultos que acompañan al grupo aportan la seguridad necesaria, cuando por las dimensiones del colectivos infantil se hace imprescindible que incorporen esta medida de seguridad, aportando además de visibilidad, un mejor control de los menores y un importante valor de futuro como cultura preventiva, al incorporar estos sistemas de forma natural.
  • Utilización de sistemas de control físico como cuerdas adecuadas al grupo, ya sean de sujeción manual o incorporar cinturones en el caso de grupos que por necesidades evolutivas, motrices o por factores personales así lo requieran.
  • Utilización de sistemas de identificación y control, como son pulseras de identificación o dispositivos tecnológicos.
  • Educación vial y modelo: aprovechar la salida para inculcar aquellas normas de civismo, comportamiento y prevención que por el nivel cognitivo el grupo pueda asimilar. Recordar siempre que los adultos somos su modelo a imitar por lo que las acciones de seguridad que empleemos repercutirán en su cultura preventiva, así como en la asimilación de criterios coordinados.

Después de la salida: analizar el desarrollo en función de la planificación previa, esta evaluación debe servir para que se puedan aplicar las correcciones necesarias a mejorar y optimizar las próximas salidas ya sean al mismo destino y actividades o bien cambios generales que repercutan en cualquier excursión.

M Ángeles Miranda. Auditorias de seguridad infantil (Registro de la Propiedad Intelectual)
Extraído del Libro Seguridad en centros infantiles de 0-3 años. Aenor ediciones

©      M Ángeles Miranda. Twitter @logieduca

Prohibida la reproducción total o parcial de los contenidos sin citar la fuente

Leer Más

Descifrando el Juguete Seguro

Juego seguro y actividades deportivas, Seguridad infantil en el hogar

Es en la época navideña cuando nos llegan post, artículos, reportajes, mensajes,…sobre cómo debe ser el juguete ideal para nuestro hijo, que no es más que el instrumento que le permite crear juegos para desarrollarse a nivel psicomotor, cognitivo, afectivo, emocional y social, de ahí la importancia de que ese instrumento sea seguro para cumplir los objetivos, pero ¿sabemos realmente que es un juguete seguro? ¿Qué quiere decir el marcado CE, normativas de obligado cumplimiento, símbolos, series de Normas, las propiedades físicas y mecánicas, químicas, eléctricas, etc.?
Vamos a intentar descifrar las claves de un “Juguete Seguro” con un lenguaje para que nos entendáis jugando!
Existen unos requisitos que contemplan todos los riesgos generales y que definen JUGUETE SEGURO
Se considera que un juguete es seguro cuando, entendiendo el comportamiento habitual de un niño, éste no pone en riesgo la seguridad del menor y de otras personas mientras lo utiliza. 

infografía juguete seguro

Infografía juguete seguro

Es decir un juguete destinado a un niño de edad X al que tenemos que decir “no se toca porque se rompe” no es un juguete seguro, de hecho NO es un juguete y SÍ una frustración, el juguete debe estar pensado para la manipulación infantil, con todo lo que ello implica!!

De ahí que nos aseguremos que el juguete es adecuado a la edad de nuestro hijo, a sus destrezas y habilidades. Este importante parámetro adquiere mayor relevancia cuando el juguete va destinado a menores de 36 meses:
Un juguete apto para menores de 36 meses es que ha pasado las pruebas necesarias para verificar que no generan ni contienen piezas pequeñas que puedan ser ingeridas o inhaladas. Una advertencia fácil de identificar y de explicar a niños más mayores para que puedan entender que un bebé menor de 36 meses no puede compartir los mismos juguetes, por el riesgo que implica.

  • ¿Qué implica Marcado CE?

El Marcado CE es un compromiso por parte del fabricante para certificar que el juguete cumple con todas las normas seguridad de la UE, normas por otro lado se encuentran entre las más estrictas del mundo.
Informa al consumidor de forma eficaz del uso apropiado y de los riesgos en el caso de que no se utilice adecuadamente.
Obliga a mencionar en todos los juguetes aquellos que han pasado las pruebas necesarias para verificar que son o no apropiados para los menores de 36 meses.
Además de estos requisitos de riesgos generales están las normativas de riesgos particulares, Normas por otro lado de obligado cumplimiento, que intentamos explicar a que se refieren:

  • Propiedades físicas y mecánicas: deben evitar que el juguete pueda provocar lesiones corporales por los elementos que lo componen o por la inestabilidad del mismo.
  • Propiedades químicas: todos los materiales de fabricación que lo componen no deben producir efectos tóxicos, irritantes o quemaduras al entrar el niño en contacto con el juguete.
  • Propiedades eléctricas: no pueden superar los 24 V y todos los elementos relacionados con fuentes de energía no pueden ser accesibles a la manipulación infantil.
  • Propiedades higiénicas: su fabricación ha de garantizar las condiciones de higiene necesarias para evitar riesgos de infección o enfermedad.
  • Inflamabilidad: están prohibidos todos los juguetes con riesgo de inflamabilidad por contacto con llama o cualquier otra fuente de fuego, para ello se trata todos los componentes en el proceso de fabricación.

Esperamos haber conseguido nuestro propósito de explicar que significa un Juguete Seguro y sus implicaciones.
Podéis ampliar toda la información relativa a la seguridad en los juguetes en el siguiente enlace de la UE.
Como siempre estamos a vuestra disposición ante cualquier duda sobre este post o algún tema en concreto que queráis que tratemos
Aprovechamos para desearos una Navidad Segura con toda la felicidad que conlleva!
Gracias a tod@s por compartir Seguridad Infantil.

©      M Ángeles Miranda. Twitter @logieduca

Prohibida la reproducción total o parcial de los contenidos sin citar la fuente

Leer Más

Decálogo de seguridad para un Juego Seguro

Juego seguro y actividades deportivas, Seguridad infantil en Ludotecas

En estas fechas son numerosos, y necesarios, los artículos que hacen referencia la necesidad de adquirir juguetes que otorguen creatividad y desarrollo para conseguir el objetivo de crecimiento y aprendizaje de los más pequeños.
En este caso nos centramos en la seguridad que deben ofrecer los espacios donde tienen lugar los juegos, y es que basándonos en una de las definiciones de juego infantil en el que se compara con el trabajo de los niños, podemos reflexionar sobre la similitud de los requisitos que un puesto de trabajo debe ofrecer para poder desarrollarlo:

  • Si para desempeñar un trabajo concreto se necesitan unas herramientas adecuadas, en el caso del juego esa herramienta es el juguete que se debe adaptar a las habilidades y destrezas del niño.
  • Si el puesto de trabajo debe cumplir unos requisitos de seguridad en función de la tarea desarrollada, el espacio donde se realice el juego debe adecuarse al mismo y a las características del desarrollo evolutivo del menor
  • Si en un espacio común se desempeñan dos actividades laborales distintas, no se deben molestar ni interceder entre ellas si este hecho conlleva un riesgo implícito, de la misma forma las áreas de juego deben delimitarse en función de los juegos y de los menores a los que van dirigidos.

A partir de estas similitudes, podemos ofrecer el decálogo para adecuar los espacios a las necesidades de los niños y del juego, de forma que éste se desarrolle en busca de los objetivos marcados:

Juego seguro

Juego seguro

  1. Partiendo de la base de que los hogares se diseñan, planifican y organizan por los adultos bajo unos cánones de estética y limpieza que de poco sirven cuando un pequeño entra en nuestras vidas ya que para ellos cualquier objeto se convierte en un juguete con el que improvisar y crear nuevos juegos con el que crecer, por eso se deben eliminar aquellos objetos a su alcance que sean susceptibles de producir riesgos al niño.
  2. Mantener a distancia aquellos juguetes que no van destinados a menores de 36 meses, esta medida toma especial relevancia cuando juegan en el mismo espacio niños de diferentes edades, por lo que se deben establecer rutinas donde compartir juegos y juguetes de forma conjunta no suponga ningún riesgo.
  3. Los bebés con escasas habilidades motrices deben realizar el juego en espacios acotados disponiendo de sus juguetes en zonas controladas.
  4. De forma general las superficies donde se realice el juego deben ser continuas y antideslizantes (evitar el uso de abrillantadores y ceras), libre de desniveles insalvables en función del desarrollo motriz del niño y del juego (especial atención a los correpasillos, andadores, etc., a la hora de circular próximos a escaleras y bordillos). Asimismo la estrecha relación de los niños con el suelo obliga a que este sea cálido y confortable, además, según el juego y el control motriz también debería ser ligeramente blando.
  5. Las paredes y el equipamiento (mobiliario, puertas, ventanas, decoración, etc.) se debe proteger dentro de lo que denominamos zona de seguridad (1,20 m de altura), ofreciendo al niño la seguridad necesaria para minimizar las consecuencias derivadas por caídas, choques, escalada y sobre todo por los juegos improvisados con otras herramientas que no sean los juguetes, evitando siempre la cultura del NO (no toques, no cojas), favoreciendo el desarrollo natural en espacios preparados y exentos de riesgos.
  6. Las zonas de juego y tránsito deben estar bien iluminadas y libres de obstáculos, por ello la organización de los juguetes y enseñar a los niños a recogerlos una vez terminado el juego, es importante para evitar caídas y tropiezos.
  7. El juguete en sí, puede necesitar de complementos para otorgar la seguridad necesaria en el momento de desarrollo, por ejemplo un patinete es un juego que estimula el desarrollo de habilidades motrices, pero precisa de casco y protecciones para conseguir el objetivo de forma segura.
  8. Si los juegos se realizan en espacios al aire libre, se deben inspeccionar los elementos previamente a la realización del mismo. Los parques infantiles suelen estar bastante controlados en este sentido, aún así la higiene de los suelos y los desperfectos por vandalismo y el uso de desgaste de los mismos pueden hacer que no cumplan los requisitos de seguridad.
  9. Cuando el juego se desarrolle en casa de familiares, amigos o conocidos, no exime a los responsables del menor de adecuar los espacios y los juguetes que va a utilizar el pequeño huésped.
  10. Asimismo los espacios destinados al ocio infantil deben cumplir una normativa de seguridad muy estricta, además de asegurarnos de que así sea, debemos respetar las instrucciones de los responsables sobre las instalaciones que puede disfrutar nuestro hijo según su edad.
decalogo de entornos de juego seguroi segurbaby.com

Decálogo de entornos de juego seguro

©      M Ángeles Miranda. Twitter @logieduca

Prohibida la reproducción total o parcial de los contenidos sin citar la fuente

Leer Más

Entornos de juego saludables: más allá de la seguridad en los juguetes

Juego seguro y actividades deportivas, Seguridad infantil en Ludotecas

Artículo publicado en ABC el 7 de enero de 2012: No pierda de vista la seguridad de los niños cuando juegan

En estas fechas son numerosos, y  necesarios, los artículos que hacen referencia la necesidad de adquirir juguetes que otorguen creatividad y desarrollo para conseguir el objetivo de crecimiento y aprendizaje de los más pequeños.

juegos seguro

En este caso nos centramos en la seguridad que deben ofrecer los espacios donde tienen lugar los juegos, y es que basándonos en una de las definiciones de juego infantil en el que se compara con el trabajo de los niños, podemos reflexionar sobre la similitud de los requisitos que un puesto de trabajo debe ofrecer para poder desarrollarlo:

-          Si para desempeñar un trabajo concreto se necesitan unas herramientas adecuadas, en el caso del juego esa herramienta es el juguete que se debe adaptar a las habilidades y destrezas del niño.

-          Si el puesto de trabajo debe cumplir unos requisitos de seguridad en función de la tarea desarrollada, el espacio donde se realice el juego debe adecuarse al mismo y a las características del desarrollo evolutivo del menor

-          Si en un espacio común se desempeñan dos actividades laborales distintas, no se deben molestar ni interceder entre ellas si este hecho conlleva un riesgo implícito, de la misma forma las áreas de juego deben delimitarse en función de los juegos y de los menores a los que van dirigidos.

A partir de estas similitudes, podemos ofrecer el decálogo para adecuar los espacios a las necesidades de los niños y del juego, de forma que éste se desarrolle en busca de los objetivos marcados:

1.       Partiendo de la base de que los hogares se diseñan, planifican y organizan por los adultos bajo unos cánones de estética y limpieza que de poco sirven cuando un pequeño entra en nuestras vidas ya que para ellos cualquier objeto se convierte en un juguete con el que improvisar y crear nuevos juegos con el que crecer, por eso se deben eliminar aquellos objetos a su alcance que sean susceptibles de producir riesgos al niño.

2.       Mantener a distancia aquellos juguetes que no van destinados a menores de 36 meses, esta medida toma especial relevancia cuando juegan en el mismo espacio niños de diferentes edades, por lo que se deben establecer rutinas donde compartir juegos y juguetes de forma conjunta no suponga ningún riesgo.

3.       Los bebés con escasas habilidades motrices deben realizar el juego en espacios acotados disponiendo de sus juguetes en zonas controladas.

4.       De forma general las superficies donde se realice el juego deben ser continuas y antideslizantes (evitar el uso de abrillantadores y ceras),  libre de desniveles insalvables en función del desarrollo motriz del niño y del juego (especial atención a los correpasillos, andadores, etc., a la hora de circular próximos a escaleras y bordillos).  Asimismo la estrecha relación de los niños con el suelo obliga a que este sea cálido y confortable, además, según el juego y el control motriz también debería ser ligeramente blando.

5.       Las paredes y el equipamiento (mobiliario, puertas, ventanas, decoración, etc.) se debe proteger dentro de lo que denominamos zona de seguridad (1,20 m de altura), ofreciendo al niño la seguridad necesaria para minimizar las consecuencias derivadas por caídas, choques, escalada y sobre todo por los juegos improvisados con otras herramientas que no sean los juguetes, evitando siempre la cultura del NO (no toques, no cojas), favoreciendo el desarrollo natural en espacios preparados y exentos de riesgos.

6.       Las zonas de juego y tránsito deben estar bien iluminadas y libres de obstáculos, por ello la organización de los juguetes y enseñar a los niños a recogerlos una vez terminado el juego, es importante para evitar caídas y tropiezos.

7.       El juguete en sí, puede necesitar de complementos para otorgar la seguridad necesaria en el momento de desarrollo, por ejemplo un patinete es un juego que estimula el desarrollo de habilidades motrices, pero precisa de casco y protecciones para conseguir el objetivo de forma segura.

8.       Si los juegos se realizan en espacios al aire libre, se deben inspeccionar los elementos previamente a la realización del mismo. Los parques infantiles suelen estar bastante controlados en este sentido, aún así la higiene de los suelos y los desperfectos por vandalismo y el uso de desgaste de los mismos pueden hacer que no cumplan los requisitos de seguridad.

9.       Cuando el juego se desarrolle en casa de familiares, amigos o conocidos, no exime a los responsables del menor de adecuar los espacios y los juguetes que va a utilizar el pequeño huésped.

10.   Asimismo los espacios destinados al ocio infantil deben cumplir una normativa de seguridad muy estricta, además de asegurarnos de que así sea, debemos respetar las instrucciones de los responsables sobre las instalaciones que puede disfrutar nuestro hijo según su edad.

©      M Ángeles Miranda. Twitter @logieduca

Permitida la reproducción total o parcial de los contenidos citando la fuente

decalogo de entornos de juego seguroi segurbaby.com

Decálogo de entornos de juego seguro

Leer Más